Noticias

Adquisición de la ingeniería mexicana PYPSA

Fecha: JUL 30, 2014

Carbures ha firmado un acuerdo en firme para la adquisición de la ingeniería mexicana PYPSA, que trabaja en el desarrollo y dirección de proyectos industriales y civiles para muy diversos sectores, entre los que destacan el industrial, turístico y portuario, petrolero, de infraestructuras, farmacéutico, construcción y agricultura. PYPSA es una compañía con una plantilla de 160 ingenieros, que facturó ocho millones de dólares al cierre de 2013. Carbures compra PYPSA a MISAPRE, compañía mexicana del Grupo BBVA, debiendo aportar aprox. 5,7 millones € (cien millones de pesos mexicanos) con recursos propios a PYPSA en el plazo de un año. La compra derivada de este acuerdo está sujeta a que se obtengan todos aquellos consentimientos y aprobaciones gubernamentales, corporativas y de terceras personas necesarias para completar la transacción.

La adquisición de PYPSA, un líder local de ingeniería permite a Carbures ganar dimensión y consolidar su posicionamiento en un mercado geoestratégico de la relevancia del mexicano, la segunda mayor economía de Latinoamérica, con un perfil riesgo/país estable y con unas buenas perspectivas macroeconómicas. México destaca como el quinto mayor productor mundial de vehículos y es destino actual de los grandes fabricantes mundiales por su potencial de crecimiento y volumen exportador, tanto hacia el norte, Estados Unidos y Canadá, sus socios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, en sus siglas en inglés); como hacia el sur, por toda Latinoamérica.

El crecimiento del mercado mexicano se ha consolidado en los últimos cuatro años con el anuncio de la apertura de seis nuevas plantas armadoras de vehículos para marcas como Audi, Mazda, Honda, Mercedes Benz y Nissan-Renault. BMW ha sido el último gran fabricante en anunciar, este mismo mes, una inversión de 1.000 millones de dólares (735 millones de euros) en la construcción de una planta armadora de automóviles en el Estado de San Luis Potosí (al norte del país), que comenzará a operar en 2019, tendrá una capacidad de producción de 150.000 unidades y creará 1.500 empleos directos. Carbures ya trabaja con BMW, así como con otras grandes marcas como Jaguar, Land Rover o, Pininfarina, a través de una de sus filiales de automoción, la ingeniería alemana aXcep GMBH, especializada en el desarrollo de vehículos oficiales y de seguridad para los grandes fabricantes de vehículos de gama alta, cuya adquisición fue firmada el pasado mes de abril. Además, Carbures ya tiene presencia propia en el mercado de automoción mexicano, por su filial española Mapro, que adquirió este mismo año también, en febrero. Mapro fabrica lineales de producción de series largas de piezas de coche, tecnología a la que Carbures transfiere y aplica su RMCP (Rapid Multi-injection Compress Proccess), una prensa multi-inyección que permite la fabricación de series largas de piezas de coche en tiempos competitivos con los procesos de fabricación tradicionales en metal. La tendencia de la industria es la de construir coches más eficientes mediante la reducción del peso del vehículo y la fibra de carbono es 4,5 veces más ligera y tres más resistente y también más flexible que el acero, además de no sufrir corrosión.

De las 12 plantas que Carbures tiene en cuatro continentes, cinco están dedicadas al sector de la automoción: España (Burgo de Osma y Manresa), Alemania (Múnich), México y Polonia. Carbures tiene, además, una oficina técnica comercial en Detroit, Estados Unidos, para la comercialización de sus lineales de producción.

La compra de PYPSA complementa el acuerdo para la adquisición de la ingeniería de obra civil australiana Capital House Australasia (CHA). El grupo contempla sinergias en este sentido y prevé un aumento de su capacidad en este sector, ya que las compañías que serán adquiridas cuentan con una amplia experiencia en creación y dirección de proyectos de obra civil en sectores como infraestructuras, industrial, turístico, obra portuaria, farmacéutico, petroleros, agricultura y construcción. Por tanto, con la adquisición de PYPSA, Carbures contará con una ingeniería que permitirá al Grupo acceder a programas tecnológicos PYPSA de alto valor añadido a los que Carbures aporta sus capacidades y tecnologías industriales para la fabricación de estructuras en fibra de carbono.